Alito su estrategia y las mentiras del audio con Velasco

365

Por: Silvestre Arizmendi Torres

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas (Alito), ha sido protagonistas de audioescándalos donde se involucra directamente exigiendo moches a empresarios para campañas políticas y hasta en la participación de lavado de dinero, lo cual pone en riesgo su situación jurídica, ya que peces gordos han caído por menos.

Ante tal situación el priísta se veía obligado a montar una estrategia “fast track” en contra del gobierno federal que le ayudará a curarse en salud de sus propias conversaciones, que sin duda, una vez de llegarse a judicializar no saldría librado de esta, por eso su desesperación por adelantar el paso y difundir el audio con el cual acusa de amenazas al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los audios dados a conocer por la morenista Layda Sansores son pruebas suficientes para consignar penalmente a Alito, por eso su estrategia apuntó contra el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, que es el encargado de manejar la política interna del gobierno, sin embargo, el juego sucio no le funcionó y solo exhibió a quien es su “compadre” y “amigo” el exgobernador de Chiapas y actual Senador del partido Verde, Manuel Velasco.

La estrategia de acusar al presidente de amenazas por medio de Adán Augusto, no fue precisa, Moreno Cardenas, mintió sobre una supuesta reunión de Velasco con el titular de la SEGOB el pasado 8 de abril, pese a que el propio Velasco negó tal afirmación, y dijo que Alito le había pedido hablar por otra línea telefónica, lo cual confirma un guion que ya tenía preparado el priísta.

En la mañanera de este miércoles AMLO desmintió las amenazas y respondió “no es cierto, yo no me meto en eso, nunca lo he hecho. Es un asunto de principios, de ideales, de moral y tiene que ver con la polémica que existe actualmente y además estamos en vísperas a las elecciones”, señaló.

Evidentemente, Moreno Cárdenas quizo desviar la atención a los audios de sus conversaciones donde sí existe delito que perseguir y armó toda una farsa para podérsela sacar pero el tiro le salió por la culata.