¿Adiós a los refrescos? Estas son las marcas que Profeco sacaría del mercado

En su estudio de calidad de mayo, la Profeco analizo en su laboratorio de calidad a 46 marcas de refrescos; estos fueron los resultados.

Regeneración Mx, 4 mayo 2023. Como es habitual cada mes, desde hace 40 años, la Profeco analiza en su laboratorio de calidad los productos, alimentos y bebidas de mayor consumo en México, con la finalidad de dar al consumidor información veraz sobre lo que consume, ahora en su edición de mayo analizaron a 46 marcas de refrescos.

En donde se encontraron que algunos de ellos contienen edulcorantes no declarados, contenido neto incorrecto o que presumen características que no pudieron demostrar en su formulación, la Procuraduría del consumidor destacó además que la presencia de colorantes, cafeína y azúcares añadidos, no vuelven a los refrescos aptos para el consumo de los niños.

¿Saldrán del mercado algunas marcas de refrescos?

Cuando la Procuraduría Federal del Consumidor llega a detectar información engañosa, que incumple con las normas de salud o etiquetado, los productos tienen que atender estos cambios, de lo contrario son sacados del mercado.

En esta ocasión las marcas de refrescos que tendrán que realizar cambios en su etiquetado son Jarritos, al no comprobar su slogan “Que buenos son”, Freelife naranja-mango, al no demostrar que es “100% natural” como lo indica en su etiqueta.

Así como KAS de naranja, ya que su etiqueta dice que “tiene un intenso sabor cítrico con gas” y esto no resultó cierto, además de Schweppes, pues marca en su eslogan que es una “Bebida refrescante con extractos con azúcar y edulcorante”, pero la Profeco no lo consideró cierto.

Por otra parte, los refrescos, Barrilitos, Chaparritas y Sangria Señorial cayeron en incumplimientos más graves a la Norma 218, puesto que declaran tener jarabe de azúcar de caña, cuando en realidad se encontró que contienen jarabe de maíz de alta fructuosa.

Cabe destacar que esta es una sustancia que inhibe la hormona que regula el apetito y elimina la sensación de saciedad, por lo que a su vez se estimula un mayor consumo de alimentos y bebidas.

Su consumo exesivo puede llegar incluso a derivar en sobrepeso o enfermedades como diabetes, de no cambiar su formulación estas marcas de refrescos se retirarán del mercado.

Otros refrescos que presentaron incumplimientos a las normas fueron Jumex Naranjada Frutzzo, pues declara 600 mililitros y contiene solo 582 mililitros, Zing, declara 3.3 litros y contiene 3.24 litros.

Y por último Ameyal, pues declara 2 litros y contiene 1.96 litros, además de tener en su etiquetado la frase engañosa de “Refresco Frutal”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

Enlace a la fuente